Etiquetas

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Acción: Comenzamos con la segunda parte

Bien, sigamos con esta pequeña locura, a ver qué sacamos de ello. Os dejo lo que creo que será el inicio de la segunda parte de nuestro texto, y después una pequeña explicación:



Un cuarto casi vacío, la ventana entre abierta, y nuestro hombre sentado en la cama, con los codos sobre sus rodillas y las manos sujetando el mentón, iluminado por la oscuridad de otra noche cualquiera. El aire que entra a hurtadillas a través de las cortinas agita las hojas de una libreta que descansa sobre el regazo de su dueño, y las palabras que contiene bailan una danza tan confusa como su significado. Entre sus pliegues, se dejan leer:

Siento el roce de presencias que me mienten,
Junto al golpe de verdades que me engañan;
Miento al viento, y a su risa de demente,
Cuando engaño a las pasiones que me dañan.


La oscuridad llega a su zénit, y entonces comienza a debilitarse. Aparecen las primeras luces de un viejo día, atravesando sin piedad un vacío que les pertenece. Otra noche sin dormir, otro día que nace muerto. Carne y hueso se levantan de la cama, mientras el alma sigue acostada, y la rodilla izquierda está a punto de ceder. “Tengo que comer algo” piensa de forma mecánica, y se dirige a la cocina en busca del sustento que le permita morir más despacio. “Joder, no hay nada, qué desastre.” Ahora debe ponerse algo de ropa decente, salir a la calle, y enfrentarse a las miradas de aquellos extraños ante los que no logró hacerse comprender. Se siente culpable ante ellos, no soporta el contacto de sus ojos huecos. Les odia, y se odia por ello.



Veamos qué demonios tenemos aquí. Se me planteaban dos opciones: Seguir desde donde lo dejé, o dar un pequeño salto en el tiempo y presentar un personaje más maduro con una pequeña explicación de lo sucedido tras las acciones relatadas en la primera parte. He escogido la primera opción, porque me apetecía más :). Lo único que he hecho de momento es una pequeña ambientación en la que expongo el estado en el que se encuentra nuestro personaje, de nuevo incido sobre los puntos en los que lo hice cuando cambié la introducción, porque queremos que a la gente le apetezca seguir leyendo; así que presentamos un lenguaje cuidado, figuras que posteriormente se desarrollarán en profundidad, y en este caso además, como nuestros lectores ya conocen al personaje, ciertas ideas que les permitan empatizar con él.

Problemas:

- El cambio de registro: Es evidente que el tono de lo escrito no concuerda con todo el texto anterior, es el problema de retomar un relato de hace 5 o 6 años xD. Esto no me preocupa, una vez que la cosa siga yendo hacia delante, ya habrá tiempo de modificar cuanto sea necesario en el primer borrador.

- La coherencia del personaje: Es importante que este tipo sea creíble, porque si no mejor redactar una historia de súper héroes. Cuesta volver a meterse en la piel de un trocito de tú yo de hace tantos años, pero es imprescindible hacerlo, o nos saldrá una chapuza.

- Por dónde seguir: Tengo una idea más o menos clara de lo que quiero hacer con él, pero hasta que no me ponga a escribirlo no sabré si a nuestro personaje le gusta esa idea, o se resiste a formar parte. Así que sigo abierto a diferentes posibilidades, y a vuestras aportaciones :)


No hay comentarios:

Publicar un comentario