Etiquetas

lunes, 31 de octubre de 2016

Un día cualquiera

Aquí tenemos otro borrador.  Es un texto muy plano, no hay en él nada que pueda llamarse literatura. Sin embargo, tengo un motivo para publicarlo en esta sección, y es que podáis ver las ideas que se anuncian en el texto. Si bien está escrito de forma muy deficiente, es un texto en el que se puede apreciar perfectamente el germen de otros posteriores, ya que el día que se describe podría ser perfectamente el día previo al relato de una buena parte de mis personajes. Luego los otros textos fueron madurando, gracias a la experiencia adquirida, una mayor dedicación, el desarrollo de otras cualidades y conocimientos... pero lo importante son las ideas; siempre las ideas. Sed fieles a vuestras ideas, esa es la parte difícil, el resto es cuestión de práctica. Aquí os lo dejo:

Un día cualquiera

Abre los ojos. Unos segundos de felicidad, los que tarda en recordar quien es. Durante unos minutos se queda tendido en la cama, reflexionando sobre esa felicidad, la felicidad de simplemente existir. Si pudiera lo olvidaría todo, dejaría su mente en blanco y solo existiría. No puede. Se levanta de la cama, aunque no quiere, pero tiene cosas que hacer. Mientras se asea y desayuna de nuevo se para a pensar, no quiere ir pero debe ir, ¿En que momento eligió él que “deber” era mas importante que “querer”? Nunca encuentra respuesta a esta pregunta, ni a casi ninguna de las que se hace, simplemente es así. No lo entiende, esta frustrado, piensa que las cosas no son como deberían ser, sin embargo, así son, y ¿Quién es el para decir lo contrario? Se viste y va al trabajo. Pasa ocho horas haciendo lo que tiene que hacer mientras sueña con lo que querría hacer. Vuelve a casa, sin prisa, nadie le espera. Ahora tiene tiempo libre, puede hacer lo que quiera. No hace nada. Hora de dormir. Cierra los ojos. Así termina otro día que jamás debió haber vivido.

sábado, 29 de octubre de 2016

Adelanto editorial número 9

Contradicciones

 “Si encuentras a una persona así, alguien a quien puedas abrazar y con la que puedas cerrar los ojos a todo lo demás, puedes considerarte muy afortunado. Aunque solo dure un minuto, o un día”
Patrick Rothfuss

No todo es oscuridad en la eterna noche del volátil abatido. En ocasiones es posible que, al aflojar la venda de los ojos, sea capaz de percibir el reflejo de las estrellas sobre la marmórea piel de una Venus incandescente; entonces, y solo entonces, hasta las lágrimas se rebelan contra la naturaleza que encadena mi existencia, tan frágil, y acuden a la llamada de alma, cuerpo, y corazón… entonando, en un suspiro de éxtasis demente, su salmo libertario: “Abrázame”.
Retomada la cordura, en el más ruin ejercicio de traición a la pureza que deseo defender, reniego de los sueños del cobarde, y me detengo a contemplar los muros. Crecen ante mi mirada muerta, se extienden hacia el infinito con un crujido de carcajadas hirientes que resuenan en mi cabeza, humillando la imagen de un hombre que no existe. Pero siente, siente como yo aunque no pueda ser yo; entonces, y solo entonces, su sentir se apodera de mí, doblegando al miedo, y rescatando a los compañeros que creía perdidos: Coraje, fuerza y voluntad…  para aullar, en un instante de tenaz osadía, su canción de resistencia: “Abrázame”.
Vuelvo a ser solo yo, y me rindo. Claudico, a ciegas, golpeando el muro con mis puños desnudos en un vano intento por parecer un hombre de verdad. La sangre se derrama entre mis dedos, y disfruto del dolor con un placer que me perturba, aguardando la recompensa, como si la vida fuera un experimento de conducta. Alma, cuerpo, corazón, coraje, fuerza y voluntad vienen dados de la mano, sonriendo con cinismo, burlándose de mi patética imagen; intento agarrarlos, pero son humo. Solo queda un hombre solo, susurrando, en la eternidad de mi tortura, un lamento de quebranto: “Abrázate tú, que yo, no merezco tanto”

miércoles, 26 de octubre de 2016

Acción revisado

Tal y como os dije, aquí traigo el borrador que subí ayer, pero esta vez revisado. Vayamos con un pequeño desglose de los retoques y su explicación, para comprender cuáles eran los errores y por qué lo eran:

- El formato: Lo primero que he hecho a la hora de cambiar el texto ha sido modificar el formato. A la hora de publicar un texto es importante que el lector no tenga una sensación de pesadez, ya que no todo el mundo está deseando leer todas las mierdas que se nos ocurren, y si encima se lo presentas amontonado, pues tal y como a abierto el texto, lo cerrará; si buscáis clicks esto da igual, el click lo tenéis, pero si lo que queréis es que os lean, es importante respetar la salud visual y mental de la gente que se toma la molestia de dedicarnos su tiempo :)

- Gramática y ortografía: Es muy importante revisar bien la construcción gramatical, para asegurarnos de que el lector comprende aquello que queremos decir. O lo que no decimos. O incluso, cuando escribimos algo que simplemente busca sugerir cosas diferentes a diferentes personas, es necesario que esté bien estructurado, no se trata de juntar letras y revolverlas. En este borrador había muchas frases mal estructuradas, he intentado corregirlas sin reescribirlo todo; seguramente se me haya pasado alguna cosa, pero al fin y al cabo sigo siendo un aficionado. En cuanto a la ortografía, no es que me parezca algo sumarísimo, más allá de aquellas situaciones en la que un error ortográfico cambia el sentido del texto, pero siempre queda mejor que haya el menor número posible de faltas.

- Repeticiones: Son mi talón de Aquiles. Es un detalle al que tengo que prestar especial atención siempre que reviso mis textos, ya que cuando escribo fluido parece ser que las palabrejas se quedan resonando por mi cabeza y aparecen una y otra vez como si fueran un político en campaña. No sé si os pasará, pero si no es esto, posiblemente haya otras manías de las que debáis cuidaros especialmente.

- Coherencia: Mucho cuidado con esto al corregir!!!! A veces estás retocando un texto, cambias una palabra por otra que te parece que suena mejor y... a la mierda!! Te has cargado el párrafo entero. Releed siempre al corregir, aseguraos de que un cambio puramente estético no da al traste con la idea que pretendéis trasladar.

- Historia: Lo más importante para el final. Puesto que la historia que quiero contar es la misma que conté en su momento, no he introducido ningún cambio en ella. Las ideas que defendía en este texto siguen intactas, y no tengo motivos para cambiar nada en ellas. De hecho, me están dando ganas de continuar con la historia de nuestro joven revolucionario sin nombre (Ayyy Kafka, cuanto daño me has hecho, con lo fácil que habría sido llamarle Jhon como todo el mundo xD).

Sin más, aquí os dejo el texto revisado y corregido, pinchad en el rótulo para leerlo. Esta vez es menos arduo, así que quién lo lea solo se gana un chupito xD


LEER ACCIÓN REVISADO


(Editado) Me gustaría añadir que en caso de convertir este texto en algo más largo, sería IMPRESCINDIBLE una modificación exhaustiva del comienzo.

martes, 25 de octubre de 2016

Acción

En esta ocasión os traigo el borrador de mi primer intento por desarrollar una historia relativamente larga, en la que se sucedieran diferentes situaciones que fueran más allá de la exposición de una idea o pensamiento que suelo abordar en mis relatos cortos. Me ha traído tantos recuerdos que posiblemente lo reescriba y os suba el resultado, para que podáis comprobar cómo evolucionan los textos con el paso del tiempo. Curiosamente, aunque el texto quedó confuso y un poco pobre, la idea de escribir algo acerca del impacto que un hombre puede llegar a tener en la construcción social persistió en mí, y años después dio lugar a la novela "Cronología de un sueño" que podéis encontrar subida en la sección novelas, Así que no descartéis nada de lo que os apetezca escribir, aunque en el momento no salga como queréis, porque el simple ejercicio de reflexionar sobre ello, trasladarlo al papel (o al word) y darle vueltas a la idea, genera sensaciones y nuevos puntos de vista que tal vez, en otro momento más apropiado, den lugar a algo que realmente merezca la pena. Os lo dejo subido a Drive, ya que el texto ocupa diez páginas y sería demasiado duro de leer en un blog. Aún con eso, invito a una copa al que se lo termine xD. Podéis acceder a él pinchando sobre el siguiente rótulo:


LEER ACCIÓN

domingo, 23 de octubre de 2016

Borrador y consejo

Bueno, hoy os traigo dos borradores un poco curiosos y un aviso para que nadie abuse de vosotros. Estos textos surgen de una tarde de risas con la persona que, seguramente, más me ha motivado en mi vida para seguir adelante, a pesar de todo. El caso es que mirando algunos concursos para presentar una de mis novelas, nos encontramos con uno bastante curioso, y decidimos participar a ver qué pasaba. El concurso pedía relatos muy cortitos y el premio era la publicación en un libro que ellos mismos editaban. Los dos textos que os dejo a continuación resultaron ganadores (junto con cerca de otros 500) y fueron publicados en ese libro que posteriormente me ofrecieron por el módico precio de 12 euros más los gastos de envío. Evidentemente no lo compré. No os dejéis engañar por la gente que intenta aprovechar nuestro "ego de escritores", que hay unos cuantos, y no tienen más objetivo que el de ganar dinero con vuestro trabajo e ilusión. He aquí los textos:

Este primero iba dirigido a la sección "Breves heroicidades":

Destino de mierda


Todo el peso de la vida convertía su cuerpo en rehén de unas reglas que era incapaz de comprender. ¿Por qué? Se preguntaba una y otra vez, sin llegar a alcanzar ninguna respuesta. La existencia no tenía ningún sentido si cada día había de verse abocado al mismo sufrimiento; estuvo a punto de rendirse, ceder ante el insufrible dolor, dejarse ir de una vez para siempre… pero finalmente se armó de valor y entró al baño, él solo. 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------

Y este segundo, temática libre:


Pene


Despertó con un leve sobresalto cuyo origen no pudo identificar. Su comprensión se mostraba aturdida, como entre tinieblas. ¿Dónde demonios estaba? ¿Quién era? No había respuestas, solo paz. Pasó todo el día tendido en la cama, sin moverse, sin tratar de recordar; tan sólo sintiendo, soñando… existiendo. Y al llegar la noche, volvió a dormir.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Repito, AMBOS fueron publicados, juzgad vosotros mismos :)

sábado, 22 de octubre de 2016

La busqueda

Vamos con otro de esos borradores que nunca vieron la luz. Este relatito es también uno de los primeros que escribí, diría que el segundo pero no estoy del todo seguro. No es del todo oiginal, ya que a pesar de mi mala memoria, estoy convencido de haberlo retocado un par de años después de escribirlo, pero aún así es de esos textos que nunca publiqué. "Los sabios de otras épocas" "Su voz eterna" y todo lo demás... recuerdo exactamente cómo me sentía en aquel momento, y cuán impactado estaba después de leer El lobo estepario, y concretamente la parte del Teatro Mágico, "La entrada cuesta la razón"...  posiblemente, junto con "Las noches blancas", los dos libros que más me han marcado. A pesar de haber sido revisado en algún momento, sigue conteniendo varios fallos, como alguna repetición que debería ser corregida, errores en la forma de redactar, diálogos muy planos, o conceptos que no quedan todo lo claros que deberían.

La búsqueda


Mi vida había sido la de un mal comediante que, acto tras acto, se esconde tras su disfraz e interpreta el único papel que conoce, anhelando obtener un aplauso al final de su actuación. Todo era artificial y vacío, excepto el fuerte deseo, o tal vez necesidad, de hallar en el mundo algo propio, algo verdadero. Así fue como, entre escena y escena, inicié una búsqueda que habría de llevarme por los mundos de la psicología, la alquimia, la religión, las ciencias puras, la filosofía...  sin hallar en ninguno de ellos nada que me ofreciera lo que buscaba.
Una tarde oscura de invierno, sentí la necesidad de salir a pasear, y cuando caminaba por un parque alejado y solitario, un hombre al que no conocía y que, sin embargo, me resultaba profundamente familiar, me estaba observando. Al darse cuenta de que yo también le miraba, simplemente dijo:
- Acércate.
Su voz era grave y profunda, llena de seguridad, pensé que así debieron de hablar los sabios de otras épocas. Cuando llegué frente a él me sentí cohibido ante su presencia, de tal modo que no me atreví a decir ni una sola palabra. Mirándome a los ojos, como viendo a través de ellos, volvió a hablar:
- Has nacido para sufrir, sólo si aceptas el sufrimiento podrás vivir en paz.
Sin decir ni una sola palabra volví a casa, con la sensación de que ese hombre me conocía mejor que yo mismo, y no tenía la menor duda de que sus palabras eran ciertas. Un sentimiento de dolor se apoderó de mí desde entonces y me acompañó en todo momento. Día tras día fue consumiéndome hasta que ya ni si quiera fui capaz de ponerme la máscara y actuar de cara al público compuesto por mis amigos y mi familia, que hasta ese momento no fueron conscientes de la gran diferencia que había entre mi personaje y yo. Abandoné toda relación y actividad y me entregué por completo al sufrimiento, sintiéndome cada vez mas desgraciado.
Al cabo de unos años, en una de esas tardes oscuras y frías que con tanta fuerza me atraen, volví a encontrarme con el mismo hombre en el mismo lugar. Esta vez me dirigí directamente a él sin esperar su llamada y fui yo el primero en hablar, dije:
- Desde la tarde en que me hablaste, solo he conocido el sufrimiento. Todo mi ser te odia y sin embargo, siento que moriría con gusto si me lo ordenaras. ¿Cómo es posible que me entregue a ti de esta manera, cuando sólo me has ofrecido dolor?
Mirándome de nuevo a los ojos, con su voz eterna, respondió:
- Todo lo que eres, te lo he dado yo. Antes de conocerme no estabas más vivo que la tierra que pisas. Yo te he dado la oportunidad de renacer para que así, de la mano del sufrimiento, des tus primeros pasos, digas tus primeras palabras y te conviertas en un hombre. Y te he dado algo más importante, con la certeza del sufrimiento has obtenido también la intuición de la felicidad. Ahora sabes que es preferible sufrir una eternidad si con ello cabe la posibilidad de ser feliz durante un instante, y sabes también que todo esto es infinitamente mejor que no haber sentido nunca nada.

Por fin encontré lo que buscaba.

viernes, 21 de octubre de 2016

Atropia

Aquí os dejo otro borrador :). En esta ocasión os traigo el primer relato corto que escribí, hará unos 6 ó 7 años. Visto ahora, es fácil para mí distinguir en él multitud de errores, pero lo que más me llama la atención es que desde el principio parece bastante claro que más o menos puedo defenderme hablando de sensaciones e ideas, pero soy un desastre relatando situaciones. Os aseguro que me cuesta un poco publicarlo sin retocarlo, pero si lo hiciera esta sección no tendría sentido xD Ahí lo tenéis, como aclaración os diré que el nombre procede de la mitología griega, y en cuanto al contenido.... creo que por entonces quería ser como Kafka, se estará revolviendo en su tumba ahora mismo xD

ATROPIA


Atropia era un pequeño y pacífico Estado de a penas treinta mil habitantes que, por motivos ya olvidados, decidió instaurar la pena de muerte en su código penal para castigar los delitos más graves. Al principio hubo algunas protestas, como pasaba siempre que cambiaba la legislación en cualquier punto, pero poco a poco se fueron diluyendo entre la indiferencia general, y se aceptó la nueva situación como normal. Al cabo de algunos años, y tras varias ejecuciones exitosas, un hombre cualquiera, que rozaba la cuarentena, de mediana estatura, pelo oscuro, rostro aburrido y familia humilde, fue declarado culpable de homicidio y ejecutado tal y como indicaba la ley, sin prestar a penas resistencia, con mueca de resignación y acompañado por las lágrimas de algunos familiares, como era costumbre. El motivo por el que nos fijamos precisamente en este hombre insignificante lo relataremos a continuación:

Habían pasado dos años desde la citada ejecución, cuando se detuvo a otro hombre, también por homicidio. Éste, deseando descargar su culpa antes de la ejecución, pues recordaba haber oído en algún sitio que así se podía ir al paraíso después de morir, se confesó ante el sacerdote y reveló que había cometido otro asesinato hacía dos años, ofreciendo todo lujo de detalles, por si con ello conseguía algo, si no para esta vida, para la siguiente. Una vez consumada la ejecución, el sacerdote creyó apropiado informar a la policía y al juez acerca de esta última confesión, para que pudieran cerrar el caso de ese homicidio, ¡Y cual sería la sorpresa de todos cuando descubrieron que ya figuraba como resuelto!

El juez de Atropia, hombre de unos setenta años, con un físico en el que nada hacía sospechar que pudiera soportar autoridad alguna, quedó tan impactado al ver que se había ejecutado hacía dos años a un hombre inocente por el asesinato recientemente confesado, que se vio obligado a revisar concienzudamente todos los archivos de ese caso y descubrir que había pasado. Pues, era este juez un hombre de aquellos que, si bien durante su vida no tuvieron unos principios muy bien delimitados, ante la proximidad de la muerte se convierten en poco menos que catedráticos de lo que es la justicia, la moralidad, el bien, el mal, y, en definitiva, de todo lo humano y lo divino, a menudo con más ímpetu que razón.  Después de un largo estudio del caso, pudo comprobar como, a causa de una concatenación de faltas, se había juzgado erróneamente a ese hombre insignificante y se le había ejecutado sin más culpa que la de ser un hombre insignificante. A la vista de todo esto, el juez, inspirado por un sentimiento de compasión que hasta entonces había dejado de lado en su trabajo, reflexionó acerca del asunto y concluyó que debía juzgarse al Estado, pues se había cometido un asesinato y había pruebas suficientes para acusarle de el.

Como la legislación no dejaba dudas a este respecto, el juicio por homicidio, en el que el Estado era el acusado, fue celebrado ante un jurado popular, puesto que así lo especificaba la ley para este tipo de crímenes. Las pruebas eran irrefutables, por lo que el veredicto sólo podía ser uno, el Estado fue declarado culpable de homicidio y condenado a muerte, en aplicación intachable de su ley.

El Estado firmó su sentencia de muerte el mismo día en que se autoproclamó capaz de decidir sobre la vida y la muerte de los demás hombres, incluso del más insignificante de entre ellos.


jueves, 20 de octubre de 2016

Primeros borradores

Estos textos pertenecen, evidentemente, a la sección borradores :D Es una pequeña selección de algunos relatos cortitos (más bien, ideas y sensaciones) que llevan años guardados. Reconozco que no es agradable recordar algunos de ellos, pero si alguno de vosotros ha empezado a escribir porque se sentía genial y amaba todo aquello que le rodeaba, no necesitáis nada de lo que este blog puede aportar xD


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La inquietud recorre mi pecho con sus largos dedos, tan finos, que no es posible distinguir si acarician o arañan. Es la dolorosa belleza de la incertidumbre, uno de los placeres del hombre que disfruta autodestruyéndose, y que apenas distingue entre la gracia y la fatalidad, pues ambas son casi lo mismo: Un modo de escapar de la monotonía.

Así como la noche y el día son dos partes de un mismo fenómeno, el alma del hombre consciente se compone de dolor y belleza. Necesita del dolor para poder admirar la belleza, y a la belleza para escapar del dolor. Todo lo demás es absurdo, y carece de importancia. ¿Es posible que la felicidad se halle en aprender a amar al dolor tanto como a la misma belleza? 

(Mi época yin - yang, todo era dual e integración de lo dual en la unidad, diría que he aprendido mucho de la filosofía oriental, pero me explicaba como el culo xD)

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Apenas consigo imaginar un Sol tras las densas nubes que abruman mi alma, amenazando con la eterna tormenta cuyos relámpagos, en la lejanía, ya me hacen estremecer. Puedo sentir como se acerca el día en que ya sólo habrá oscuridad, y aun así continuo avanzando por el tortuoso sendero de la esperanza irrealizable, repleto de promesas de vida que me matan una y otra vez, tan despiadadas como el destino de un hombre condenado a vivir en soledad, y morir en el olvido. A este extremo he llegado porque no he conocido más vida que el ir muriendo, más amor que el ir odiando, ni más felicidad que la de estar a punto de llorar por querer vivir y amar.

Y aun así me agarro a la vida y confío en que la siguiente… ¿Por qué no? Es posible que la siguiente vez ocurra algo distinto, y los susurros de mi intuición se llenen de verdad. Continuo caminando con paso firme, aunque me tiemblen las rodillas, y así seguiré hasta el final. Si estoy en lo cierto, algún día hallaré la paz; y si muero equivocado… si muero equivocado, al menos lo haré sin haber dañado a nadie.

(Esto, con un montón de modificaciones, terminó siendo el inicio de mi único libro en papel publicado hasta ahora, Saabrax, para curiosos lo tenéis subido aquí http://elsilencioesmiedo.blogspot.com.es/2016/06/saabrax.html )

----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Una tenue luz ilumina al millón de sombras que me acompañan, y de pronto todas desaparecen, y me siento como si nunca hubieran estado ahí. La luz avanza, de un modo suave, sereno, pero firme; va tomando multitud de formas y colores, mientras a cada segundo desprende una mayor calidez. Y cuando está a punto de inundarlo todo, cuando parece que en el mundo no pudiera existir más que el cautivador brillo de unos ojos apasionados… es entonces y sólo entonces cuando las sombras vuelven, con más fuerza que nunca, para reclamar su eterno reino de dolor. Escribo estas líneas sentado en medio de la luz, mientras dedico mis escasas fuerzas a llenarme de Ella para que me acompañe cuando llegue el momento. Os espero, sombras, esta vez pienso luchar contra vosotras.

(Esto no necesita explicación; quién lo haya sentido, lo entenderá.)

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Suficiente por hoy, espero que os sirva de algo, un saludo! :)

Nueva Sección

Bueno, he decidido publicar algunos de mis primeros textos que nunca vieron la luz. El motivo es que últimamente estamos realizando algunas actividades enfocadas a desarrollar las aptitudes de nuevos interesados en expresarse con nosotros, y qué mejor forma de animarles que dejar que todo el mundo vea nuestros inicios. Y además, porque me apetece, qué cojones :)

La sección se llamará "Borradores", al principio de cada post aclararé que el texto pertenece a esa sección, para los despistados; es posible que algunos de los textos que publique hayan sido modificados y se encuentren presentes en otras publicaciones anteriores, mejor aún, así podréis ver con más claridad la diferencia entre el comienzo y lo que sea esto ahora. Y sacar vuestras propias conclusiones, ¿Mejor cuanto más crudo? ¿Ha mejorado la estética? o simplemente, es la misma mierda xD