Etiquetas

domingo, 2 de noviembre de 2014

Salvadores

Está de moda salvar la democracia. Todos lo hacen, desde aquellos que creen haberla inventado hace cincuenta años, hasta quienes creen que la han inventado anteayer. Todos hablan en nombre de la democracia a la que defienden, aquella democracia en la que la mayoría piensa igual que ellos; porque si no, claro está, no es democracia, sino manipulación, ignorancia o falta de interés.

En Europa llevamos ya doscientos años salvando la democracia. El proceso es siempre el mismo: Las instituciones se corrompen, la multitud pierde la confianza en sus líderes, y surgen otros nuevos a los que comienzan a seguir. El sistema renueva sus energías, recupera la fuerza y la ilusión durante algún tiempo, antes de comenzar a decaer de nuevo para repetir todo el procedimiento. Así, se perpetúa. Y mientras ¿Qué ocurre?

Lo que ocurre es lo que ha ocurrido siempre, a lo largo de los siete mil años de historia del hombre civilizado. Lo que lleva ocurriendo desde que el ser humano se agrupa en torno a una entidad que considera superior a él, llámese Dios, Cultura, o Estado: El hombre se va deshumanizando, lenta pero constantemente. Se convierte en su Dios, en su Cultura, o en su Estado, y deja de ser un hombre libre para ser un conjunto de hombres atados a reglas que muchos no comprenden, y muchos más no se preocupan por comprender. Cambia el nombre, cambian las formas y cambian los ideales; pero la realidad, no cambia.

Por favor, no vengáis con vuestro maletín de costurera, lleno de parches de colores, dispuestos a remendar el uniforme del sistema. Si realmente queréis salvar algo, dejad que todo esto colapse, que se derrumbe de una vez por todas, para que podamos construir algo nuevo de verdad.



2 comentarios:

  1. No existe nada que garantice que la recuperación será "mejor" cuanto mayor sea la caída. La única forma de "mejorar" es tomar consciencia de los aciertos, pero sobre todo de los error. Y éso es algo que afortunadamente, tanto a nivel individual como colectivo, se puede hacer en muchos niveles...incluso diría que es preferible no hacerlo tocando fondo, bajo el velo de la negatividad y el desasosiego.

    ResponderEliminar
  2. A veces, un parche de color...da otra perspectiva.

    ResponderEliminar