Etiquetas

sábado, 25 de febrero de 2017

La primera vez que vi a un extraterrestre

Por aquí os dejo mi primera participación en el grupo palentino esprosados, en el cual cada mes se hace una propuesta de tema y todos hacemos un relato corto con ese tema; el de este mes es "La primera vez que vi a un extraterrestre"


03-01-2017
Querido diario: ¡Mañana es mi cumpleaños! Diez años ya, la profe de ciencias me ha dicho que eso es ya cumplir una década, soy la primera de la clase en cumplirlos así que me dio a elegir entre hacer una fiesta en clase o hacer una excursión por el río, y yo respondí: “Merezco una de – cada profe” y ella se echó a reír, pero al parecer a Pablo no le hizo gracia y me lanzó la goma de borrar a la cabeza gritando que me callara, todos rieron. La profe mandó a Pablo a hablar con el director y me han dicho que mañana tengo que ir yo, que las cosas no pueden seguir así porque siempre estoy metida en todos los líos, aunque a veces no sea mi culpa, y que tengo que hacer un esfuerzo por adaptarme a la clase. Yo lo intento… pero me cuesta mucho, no sé hacerlo. Es una noche muy bonita, hay estrellas nuevas en el cielo.

04-01-2017
Querido diario: Cumpleaaaaaños feeeeeeliiiiz!!! Cumpleaaaaaaños feeeeeeliiiiz!!! Te deseaaaamos sherezaaaaaade… cumpleaaaaaños feeeeeeeliiiiz!!!!! Ala, ya tengo mi canción, aunque sea al final del día. La profe intentó cantar, pero nadie en clase la siguió, y al final ni fiesta ni río. El director no entiende por qué no me adapto a la clase, dice que soy una chica muy guapa y que tengo unas piernas muy bonitas. Tiene las manos muy frías, no me gusta que me toque las piernas, me dan escalofríos y es un poco raro. Mamá y papá han estado todo el día trabajando en el bar, y han llegado muy cansados, así que no hemos podido celebrar nada, pobrecitos. ¡Las estrellas nuevas brillan muchísimo!

05-01-2017
Querido diario: No quiero ir al cole mañana. Pablo me puso la zancadilla mientras corríamos en la clase de gimnasia, y me caí al suelo. Tengo un moratón enorme en la rodilla, pero todos se reían. El profe de gimnasia dijo que me levantara, que ya no era una niña pequeña, y castigó a Pablo a sentarse en los bancos hasta el final de la clase. ¡Era un premio! ¡Él no quería correr! Es muy injusto. Luego nos mandó a los dos al despacho del director, otra vez, y el director le echó una buena bronca y le mandó para clase, pero a mí me dijo que me quedara. Me intentó curar la rodilla con un masaje, pero yo… ¡No quiero, no quiero, no quiero! Me mira muy raro. Me escapé del cole y vine a casa corriendo, cuando llegué me dolía más la rodilla, pero ya se me ha pasado. Papá y mamá no saben nada. ¿Qué hago mañana? Una de las estrellas es cada vez más grande, es como una luna pequeñita, pero nadie parece darse cuenta. A nadie le importa nada.

06-01-2017

Queridos humanos: Nos llevamos a vuestra cría a un lugar seguro. Lejos, muy lejos de aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario